Hay momentos en los cuales la cadena de pagos está bajo presión. O existen situaciones financieras especiales que presentan algunos clientes que consumen un volumen importante para tu empresa. La medida más usual es dejar de venderles.

Hasta qué punto esta medida es efectiva?. Perdemos a un cliente que quizás pueda recuperarse, pero sea tarde: la competencia lo capturó. Asimismo, al dejar de venderle, se generan consecuencias internas tales como reducción en la producción. Otra alternativa para achicar la deuda es "despacho uno, me pagás dos", si el cliente tiene dificultades financieras no parece ser una medida viable.

Nuestros especialistas financieros han desarrollado una herramienta sumamente práctica: un WebPos que deriva pagos de los clientes de tus clientes.

Suena complejo, pero es mucho más simple de lo que suena. Se trata de una página web segura en la que se introducen los datos del pagador y su tarjeta de débito/crédito o transferencia bancaria. De esta manera es una venta guiada por tu cliente, pero que llegan directamente a tu cuenta bancaria. Ese pago se toma a cuenta de la deuda que tiene tu cliente con tu empresa, el cliente mismo debe hacerse cargo de los impuestos (al hacer la factura queda plasmado).

Una vez adherido a nuestro sistema, el manejo de usuarios (que solo necesitan tener enfrente una pc con acceso a internet) es sumamente fácil. Tenemos la capacidad de crear usuarios (o darlos de baja), según lo requieras, en minutos.

Desde nuestro WebPos es solamente posible ingresar fondos, nunca extraer.