Los gobiernos que se adhieren a nuestro servicios tienen costos diferenciales.

Nuestras herramientas se basan en el uso de las tarjetas de débito y crédito como medio de pago. Las elegimos por ser el 2do. medio de pago más extendido (después del efectivo) y por su versatilidad a la hora de abonar.

Nuestra política de precios es muy simple. Lo flexible está en el modo en que la institución quiere manejar sus costos y nuestras herramientas están preparadas para eso.

A diferencias de otras soluciones, nuestra oferta es más económica por las siguientes razones:

  • La institución opera con su propio número de establecimiento con cada tarjeta. Nosotros llevamos a cabo las adhesiones.
  • Por el punto anterior, los fondos que se generan por ventas llegan directamente a la cuenta bancaria de la institución.
  • Provisoriamente (si tiene una urgencia) podemos utilizar nuestros propios número de establecimiento, el costo es más alto transitoriamente.

Las cobranzas electrónicas son un factor imprescindible de modernización de las operaciones de un gobierno. La recaudación explica la mayoría de los movimientos burocráticos de una administración y en la medida en que el índice de morosidad se incrementa, los costos y la indisponibilidad de ingresos es mayor.

La facilidad en el acceso al pago de tributos a un gobierno, al mismo tiempo, mejora la percepción de los ciudadanos respecto a quienes lo gobiernan. Una administración que suma tecnología, suma agilidad y un servicio disponible las 24 horas, los 365 días del año demuestra interés y consideración hacia sus contribuyentes.

Otro factor positivo resulta ser que nuestros servicios de recaudación electrónica permiten el manejo preciso de fondos sin necesidad de montar estructuras de seguridad y custodia. Cada vez son más los gobiernos que han abandonado el manejo de efectivo en sus edificios, por lo costoso e inseguro. Y al mismo tiempo, dar la posibilidad de comenzar y finalizar un trámite en el mismo lugar, sin necesidad de desplazarse hasta un centro de pagos o un banco, redunda en una experiencia positiva para el ciudadano.